Temas de estructuras especiales
Perles, Pedro
Resumen
Durante muchos años se utilizaron métodos de cálculo basados en las tensiones admisibles, las que se obtenían dividiendo la tensión de falla de cada material por un coeficiente de seguridad o de minoración. Por ejemplo, en el caso del Acero se utilizaba y se utiliza a la Tensión de fluencia como tensión de falla. Así, en función de las propiedades mecánicas y las características intrínsecas de cada material variaban los coeficientes de seguridad, que eran siempre los mismos, no tomaban en cuenta la incidencia provocada por los diversos tipos de carga ni el comportamiento de los materiales ante las distintas solicitaciones. En cambio, los métodos actuales se basan en el Manual LRFD (Load and Resistance Factor Design - Diseño por factores de Resistencia y de Carga) publicado por el Instituto americano de construcción en Acero (AISC). ¿En que consiste? En lugar de minorar las tensiones de falla para obtener las admisibles, se trabaja directamente sobre los Estados Límites de resistencia, sin minorar, pero en cambio se mayoran las cargas actuantes mediante FACTORES DE CARGA Y DE RESISTENCIA que varían en función del tipo de carga y de solicitaciones. Así por ejemplo, resulta menor la incertidumbre generada por las cargas permanentes, precisamente porque siempre están presentes, y por ello son más fáciles de estimar, que la generada por las cargas accidentales, más difíciles de cuantificar por su variabilidad, ya que solo actúan por cortos períodos, como es el caso de la lluvia, el viento o el Sismo, por citar algunos. Por ese motivo los coeficientes de seguridad para las cargas accidentales superan a los utilizados para las cargas permanentes. Y en función de la incertidumbre generada por cada fenómeno físico, se aplican.
Detalles del libro
  • Clasificación: TA 405 P47
  • Editorial: Diseño
  • Año: 2015
Consultar el libro