Homo sonorus : una antología internacional de poesía sonora
Resumen
Su forma de llamarle es múltiple: poesía fonética, poesía fónica, poema sonoro, poema partitura, poesía vocal, polipoesía, composición sonora textual o poesía intersigno, pero su cometido es único: expandir las fronteras de lo sonoro. Y si en un principio para este nuevo arte se acudió a la fusión de la poesía y la música, con el tiempo incorporó elementos tomados del teatro, el performance, la danza y la tecnología digital, lo que permitió ampliar el horizonte de los sonidos. Pero como esta nueva forma de arte es arriesgada e insólita, no es muy conocida, por lo que Radio Educación, conjuntamente con la Dirección General de Publicaciones del Conaculta, decidió editar: Homo Sonorus. Una antología internacional de Poesía Sonora, la primera antología que se hace en el mundo, como explica Lidia Camacho, directora de Radio Educación. "En Europa sí hay algunos textos que documentan la poesía sonora en diferentes países, pero como antología que reúne a los artistas más connotados en la Poesía sonora, este trabajo es el único." El editor y curador de esta antología es el ruso Dmitry Bulatov, por lo cual la versión original estaba en ruso e inglés, pero se tradujo al español para que sea conocida no sólo por el público mexicano, sino por el de toda América Latina, como explica Camacho. Homo Sonorus está integrado por un grueso volumen de más de 400 páginas que reúne los textos teóricos y la fichas biográficas de los aristas que participan en esta muestra, así como por cuatro discos compactos donde es posible escuchar y saber lo que es la poesía sonora. En estos discos se incluyen a poetas sonoros de Australia, Austria, Inglaterra, Argentina, Bélgica, Brasil, Hungría, Alemania, España, Italia, Canadá, Quebec, Holanda, Polonia, Portugal, Rusia, Estados Unidos, Gales, Finlandia, Francia, Suiza y Suecia. Una gran muestra de lo que es este arte, que si bien hunde sus raíces en los movimientos vanguardistas como el futurismo y el dadaísmo, no es sino hasta los años 50 cuando el francés Henri Chopin bautizó a esta búsqueda como "poesía sonora", como explica la funcionaria. Además, la poesía sonora conocerá un mayor crecimiento gracias al nacimiento y desarrollo de la grabadora que permite cortar, pegar, editar y manipular el sonido. "También repercutió mucho el desarrollo tecnológico del micrófono. Algunos poetas sonoros solían meterse el micrófono a la garganta y al esófago, para extraer desde ahí los sonidos. Para esta poesía el desarrollo tecnológico ha sido muy importante". La poesía sonora, refiere Camacho, tiene sus deudas con la poesía visual, con las vanguardias que buscaron liberar a la palabra de todo contenido semántico y encontrar nuevas formas de expresión. "En el caso de la poesía sonora esto se hace fundamentalmente a través la palabra, la música, pero también del llanto, el pujido, el grito". Acerca del porqué Radio Educación buscó que este antología se publicara, Camacho recuerda que la poesía sonora ha estado muy vinculada a la radio, donde encontró un buen nicho para su creación, permitiendo a este medio ampliar sus fronteras sonoras. No quedarse únicamente en la transmisión de programas musicales o noticieros, sino ella misma la radio transformarse en creadora de arte. De ahí el concepto de Radio Arte, en el que Radio Educación busca abrir brecha.
Detalles del libro
  • Clasificación: ML 3849 H66
  • Editorial: Conaculta : Radio Educación : INBA
  • Año: 2004
Consultar el libro